Av. Escuela Militar S/N +51-1-251-0692 / 01-467-1188 (Anexo-108) PORTAL DE TRANSPARENCIA

Lineas de Investigación Estrategica

lineas de investigacion

Presentación

La misión del CAEN se centra en los ámbitos de la Defensa, la Seguridad y el Desarrollo, los que al interactuar y fertilizarse mutuamente hacen que la investigación de cualquiera de los temas que ellos abarcan, comprenderá necesariamente a los otros dos.

La investigación en toda Escuela de Posgrado tiene como propósito crear conocimiento, y demostrar pensamiento original y capacidad analítica. En el caso del CAEN dicho esfuerzo se ubica en los ámbitos de su competencia, buscando generar propuestas del más alto nivel, a las que los gobiernos deberían prestar atención.

Esto ha llevado a definir las once líneas de investigación estratégica que se señalan a continuación, agrupadas en los tres grandes ámbitos de responsabilidad del CAEN.

SEGURIDAD2

Seguridad

Todo Estado tiene como responsabilidad indelegable garantizar un nivel adecuado de Seguridad para que sus ciudadanos puedan sentirse libres de amenazas y riesgos, y desarrollar el potencial nacional. Estas amenazas y riesgos han ido aumentando en número y complejidad, y cada día es más difícil hacer una clara separación entre las externas y las internas, llevando a que la Conferencia Especial de Seguridad de la OEA (2003) aprobara el concepto de Seguridad multidimensional o integral.

 

Es por ello que, en este ámbito, se busca desarrollar proyectos que, tomando como base casos nacionales y/o extranjeros, generen nuevo conocimiento y contribuyan a mejorar la seguridad del país, tanto en el plano multidimensional como en el de alguna de sus dimensiones.

 

1. Política y Seguridad Nacional:

Lograr y mantener un nivel adecuado de Seguridad Nacional es una tarea inherente a cada Estado, realizada por el gobierno de turno a través de una política que oriente los esfuerzos de todos los sectores del Estado, principalmente los vinculados a la defensa, la política exterior y la inteligencia estratégica. Asimismo, incluye aspectos crecientemente importantes, como la seguridad cibernética.
Se debe investigar el funcionamiento de estos organismos y aspectos, tanto a nivel nacional como en otros países, proponiendo mejoras aplicables a nuestro país.

2. Geopolítica y Geoeconomía:

Las relaciones entre las sociedades, el espacio que ocupan y los estados que estas han creado son mutables en el tiempo, generando una dinámica que se vincula esencialmente al poder. Esto implica un conjunto de actividades, donde las relaciones diplomáticas, económicas y culturales, son solo algunos de sus componentes.
Algunos países logran alcanzar papeles protagónicos a nivel global o regional, mientras que otros aspiran a desplazarlos de esa posición. El estudio de estas relaciones constituye la esencia de la geopolítica y la geoeconomía, y esta línea busca investigarlas, principal pero no exclusivamente, en el ámbito regional, planteando propuestas para las instancias nacionales que puedan contribuir a mejorar la posición peruana.

3. Amenazas trasnacionales

La creciente interdependencia de los países ha llevado a que algunas amenazas a la Seguridad puedan tener impacto más allá de las fronteras de su lugar de origen. Tales son los casos del terrorismo, el tráfico de armas, el crimen transnacional, los desastres naturales y el cambio climático.
Se debe investigar aquellas amenazas a la Seguridad que puedan tener impacto en el Perú, contribuyendo a su cabal comprensión y proponiendo medidas aplicables a nuestro país.

4. Seguridad Internacional y el Derecho

La experiencia histórica ha llevado a que los países establezcan diversos mecanismos que busquen asegurar la paz o la seguridad colectiva de un conjunto de ellos, así como a controlar el uso de la fuerza cuando esta es finalmente empleada
Dos son los tipos de mecanismo usuales: a) los organismos regionales, continentales o globales y b) los ejercicios que, en el marco de esos mecanismos o de acuerdos bi o multilaterales, se llevan a cabo para preparar a los elementos contribuyentes a la Seguridad para una respuesta combinada ante determinada situación.
El control del uso de la fuerza tiene, a su vez, dos mecanismos regulatorios: el Derecho Internacional Humanitario y las restricciones impuestas por el gobierno propio, que al combinarse dan origen a las llamadas Reglas de Enfrentamiento, que enmarcan el accionar de las fuerzas involucradas en operaciones militares. La importancia de estas normas lleva a que la dirección política de los conflictos militares y los elementos a ella sujetos, entre ellos el mando militar, deban tener un conocimiento cabal de ellas y se encuentren debidamente asesorados sobre sus implicancias.
Se debe investigar la forma como funcionan los mecanismos antes señalados, así como aquellos aspectos a tomar en consideración en la decisión de emplear los medios de seguridad, considerando tanto la situación peruana como la de otros países de la región, proponiendo medidas aplicables a mejorar nuestras capacidades para salvaguardar la seguridad nacional y colectiva.

5. Orden Interno, Orden Público y Seguridad Ciudadana

Las relaciones al interior de un país suelen ser complejas, y dicha complejidad se incrementará en la medida en que sean mayores las diferencias entre los integrantes de la sociedad que lo habita. Cuando estas diferencias se exacerban, pueden generarse amenazas de diverso tipo, generando un ambiente de inseguridad.
En el Perú, esto se ha producido de manera recurrente, afectando en algunos casos al Estado, en otros a la actividad económica y en muchos más a la seguridad del ciudadano común.
Es necesario investigar este tipo de situaciones, tanto en el Perú como en otros países, de manera de poder compararlas y proponer soluciones aplicables a nuestra propia realidad.

 

 

Defensa

Los países tienen diversidad de intereses, pero algunos de ellos son vitales, o son percibidos como tales, para su pervivencia como sociedad políticamente organizada.
Para salvaguardar dichos intereses vitales, el Estado adopta un conjunto de medidas que involucran el empleo o posible empleo de la fuerza.

La decisión sobre su empleo demanda un nivel de información adecuado, que debe ser provisto por un sistema de inteligencia estratégico. Dicho empleo se lleva a cabo en el marco del Derecho, es crecientemente conjunto y puede involucrar actuar en el marco de una alianza.

La preparación de la fuerza requiere el diseño y ejecución de una política adecuada, y su empleo demanda de una estrategia concordante con las de los otros ámbitos del Poder Nacional, de modo de contribuir al logro del objeto político deseado.

Se busca desarrollar proyectos que, tomando como base casos o temas nacionales y/o extranjeros, generen nuevo conocimiento o modifiquen el existente, y contribuyan a mejorar la defensa nacional, tanto en su conjunto como en algunos de sus elementos componentes.

6. Política de Defensa

Cada gobierno establece y ejecuta una política de defensa que permite asegurar la preparación de su poder militar y las previsiones para su empleo. Lo primero corresponde al ámbito administrativo y usualmente está a cargo de un ministerio; mientras que lo segundo es confiado normalmente a los altos mandos castrenses. En algunos países, existen mecanismos separados de Seguridad y de Defensa que usualmente son dirigidos por el jefe de Estado, y también involucran los temas referidos a los recursos económicos necesarios para alcanzar un nivel de fuerza adecuado.
Por otro lado, las fuerzas militares usualmente tienen capacidades que les permiten ser empleadas en tareas de apoyo humanitario ante desastres, tanto dentro como fuera de su propio territorio. Ellas demandan una adecuada planificación y ejecución.
Se debe estudiar los mecanismos de gestión de la Defensa y los temas inherentes a la economía de la defensa, preferentemente en la región, encontrando en su organización, funcionamiento, debilidades y fortalezas, algunos elementos que puedan contribuir a mejorar nuestros propios mecanismos (Consejo de Seguridad y Defensa Nacional y Ministerio de Defensa). Asimismo, los casos de apoyo humanitario en que tanto el Perú como otros países emplean las fuerzas militares, identificando aquellos aspectos que puedan ser mejorados para optimizar la participación de las fuerzas propias en ese tipo de labor.

7. Modelos de fuerzas de defensa

Si bien cada componente de las fuerzas militares de un país tiene determinadas características en su accionar, su empleo es conjunto, y esto último se ha tornado crecientemente importante. En algunos países existen mecanismos de coordinación o de mando conjunto, con diversos niveles de avance en el proceso de homologación de procedimientos y doctrinas, y accionar conjunto. No obstante, persisten algunos problemas, cuyo origen estaría esencialmente en las culturas institucionales.
Se debe estudiar los diversos modelos de fuerzas de defensa, particularmente en el ámbito regional, extrayendo lecciones aplicables a nuestro país sobre su organización, funcionamiento, aciertos y errores, tanto a nivel administrativo como de gran estrategia, así como en lo referido a la doctrina.

8. Del conflicto a la guerra

Los conflictos han estado presentes en la historia de la humanidad desde etapas muy tempranas, incluso antes de la formación de los Estados. Algunos han sido resueltos por diversos mecanismos, pero otros han llevado al empleo de la fuerza en distintos niveles, siendo el mayor de ellos el fenómeno político que conocemos como la guerra, en el que se conjugan todos los esfuerzos de una sociedad políticamente organizada para hacer prevalecer sus intereses vitales.
La comprensión de estos procesos demanda un estudio detallado de los teóricos de la guerra, así como el análisis de los conflictos y las guerras del pasado y los actualmente en curso, comprendiendo que son expresiones de la voluntad política de los países. A lo largo de nuestra historia, el Perú ha pasado por numerosos conflictos y guerras, cuyo estudio nos debe brindar lecciones valiosas.
En tal sentido, esta línea busca investigar los modelos estratégicos conocidos desde mediados del siglo XX y el surgimiento de nuevos modelos para enfrentar conflictos armados contemporáneos.
Se debe estudiar los elementos que caracterizan los conflictos y las guerras, preferentemente en el ámbito regional, a la luz de sus causas, actores, intereses, objetivos, desarrollo y finalización, determinando las lecciones o implicancias para nuestro país.

Desarrollo

DESARROLLO2Este concepto comprende una gran cantidad de aspectos que, en conjunto, aspiran a que una sociedad determinada alcance un nivel adecuado de bienestar y progreso. De todos ellos, algunos son esenciales para la Seguridad del conjunto social, siendo quizá el primero la identidad y cohesión de dicho conjunto. Pero como quiera que la Seguridad es un bien público, dirigido y controlado por las organizaciones políticas de un país, también se requiere conocer la dinámica de dichas relaciones. Asimismo, los elementos de seguridad contribuyen en algunos aspectos específicos del desarrollo, principalmente en el ámbito de la ciencia y tecnología.

Se busca desarrollar proyectos que, tomando como base casos o temas nacionales y/o extranjeros, generen nuevo conocimiento o modifiquen el existente, y contribuyan al desarrollo nacional, particularmente en aquellos aspectos que tengan incidencia directa en la Seguridad y la Defensa, tanto en su conjunto como en alguno de sus elementos componentes.

9. Identidad, Sociedad y Nación

El conjunto social de un país está formado por una diversidad de individuos y grupos que deben convivir dentro de un territorio determinado. Las diferencias –existentes en toda sociedad– sean étnicas, socio-económicas, de género, orientación sexual o lugar de nacimiento, no deben ser motivo de discriminación, mucho menos por parte del Estado.
La cohesión social se logra en la medida en que un conjunto humano se identifica a sí mismo como fruto de un pasado común, con expresiones culturales que sienten propias y que anhelan construir un futuro igualmente común. Este sentido de pertenencia a un solo cuerpo social se conoce como identidad nacional, y es un proceso que puede surgir, fortalecerse, debilitarse o fragmentarse, dependiendo de una diversidad de factores. Esto ha sucedido infinidad de veces a lo largo de la historia.
En el caso peruano, la construcción de la identidad nacional ha sido un proceso lento y con altibajos. Nuestra sociedad, con sus enormes diferencias de todo tipo, requiere fortalecer aquellos elementos de unidad para avanzar en el proceso de construcción de identidad nacional. Al igual que ha sucedido en otros países, nuestras élites, sean académicas, políticas o económicas, deben tener un papel dirigente en este proceso.
Esta línea de investigación se concentrará en estudiar los diversos elementos que componen la identidad de una nación, analizando procesos de este género, sea en caso peruano o de otros países, contribuyendo así a plantear propuestas que permitan avanzar en la construcción de la identidad nacional.

10. Estado y Política

La Seguridad es una responsabilidad del Estado que es gestionada por el gobierno de turno y suele estar fiscalizada por el Poder Legislativo, los partidos políticos y la sociedad en su conjunto. En la medida en que un país es políticamente estable, sus instituciones son más sólidas y los mecanismos de gestión y control pueden contribuir de manera más eficaz al logro de una Seguridad Nacional adecuada.
Bajo determinadas circunstancias, un gobierno puede suspender parte de los derechos ciudadanos y hacer intervenir a las fuerzas armadas para restablecer el orden. Esta situación suele ser excepcional y temporal, pero en algunos casos se ha prolongado por periodos muy largos, generando fricciones políticas y sociales.
Se debe estudiar, de manera comparada, el funcionamiento de las comisiones de defensa e inteligencia del Congreso, así como las tendencias imperantes en los procesos de planificación para el desarrollo, la seguridad y la defensa, con particular relevancia en la planificación por capacidades. Asimismo, se debe estudiar los mecanismos empleados para mejorar la actividad política en el ámbito de la Seguridad.

11. Competitividad y modelos de Desarrollo

Los países compiten entre sí por diversas razones, siendo los intereses económicos quizá una de las más recurrentes. Es creciente la necesidad de articular un conjunto de medidas para que un país pueda participar en esa competencia en las mejores condiciones posibles, y esto demanda un modelo de desarrollo adecuado a las características y potencialidad del país. Un elemento central en dichos modelos suele ser la competitividad.
Esta se construye con diversos aportes, tanto públicos como privados, pero en conjunto busca impulsar la creación de conocimiento, la innovación y mejorar los procesos que permitan que el potencial nacional se desarrolle. Lo primero se suele lograr alentando la investigación en ciencia, tecnología e innovación tecnológica; lo segundo, mediante una permanente innovación en los procesos.
Si bien en los últimos años nuestro país ha incrementado su inversión en investigación en ciencia y tecnología, aún registramos muy pocas patentes y nuestra presencia en la comunidad científica internacional sigue siendo tenue.
Por otro lado, son varios los modelos de desarrollo que cada país ha adoptado a lo largo del tiempo. Eventualmente, los modelos exitosos se agotaron o aquellos que no lo eran fueron transformados. La puesta en marcha de dichos modelos suele requerir de un periodo prolongado, que normalmente supera a los gobiernos de turno, por lo que se le da condición de políticas de Estado.
El Perú no ha sido una excepción a esta regla general, por lo que resulta indispensable investigar procesos similares y compararlos con los nuestros, para comprender las razones del éxito o fracaso de los mismos, y plantear propuestas adecuadas a las condiciones de nuestro país.
Asimismo, se requiere investigar, de manera comparativa con otros países, aquellos procesos que han llevado a elevar la producción científica y tecnológica, proponiendo políticas que contribuyan a dicho fin.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin